Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.
La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias.
Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso.
Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.

Más información
Plantación de árboles en Nouakchott

Mauritania es un país del desierto del Sahara, las temperaturas en verano  pueden superar los 45 grados centígrados en la capital. Es una de las regiones que pueden sufrir importantes impactos debido al cambio climático, es por ello que una de las actividades realizadas por Radio Ecca este año ha sido la plantación de árboles. Con antelación a la actividad se realizó una formación en agricultura al equipo de monitores incluyendo una visita a “La Palmerie”, un palmeral y verdadero oasis de naturaleza y tranquilidad. Allí agricultores locales nos mostraron sus técnicas de como se debe plantar adecuadamente.
Este fin de semana nos reunimos en el centro del barrio de Siexième donde se hizo la repartición de árboles y del material. Mangos, cítricos, neems, eucaliptos y ágaves fueron repartidos a las beneficiarias del curso de Salud y participación comunitaria. Por equipos, se repartieron más de 40 árboles que fueron plantados cerca de casas donde confiamos que se van a regar y cuidar.   En el momento de repartir decenas de niños y madres del barrio venían para pedirnos árboles “Je veux une sadrae!” ¡quiero un árbol!, fue todo un éxito, lo cual nos hizo plantear si funcionaría una cooperativa de venta de árboles... A la hora de sembrar se contó con abono de primera calidad y también se realizó un vallado de cada árbol para protegerlos de cabras, vacas y ¡niños!  Con estos últimos hicimos varias plantaciones, ya que hacerles partícipes de la actividad asegura que cuiden los árboles.
Una bonita anécdota fue el encuentro con una pareja de mauritanos que viven en Las Palmas, les plantamos un árbol en frente de su casa y posteriormente nos invitaron a comer. Nos hizo mucha ilusión poder compartir experiencias sobre las islas y Mauritania. Estos árboles plantados, darán sombra, fruta, aire fresco y agarrarán los suelos frente posibles inundaciones. Esperemos que prosperen y así reverdecer el barrio de Siexième.


Compartir